«

Imagen

Información sobre cómo es la terapia humanista y transpersonal

A partir de una entrevista de estudiantes de la Universidad (Pontificia Universidad Católica del Ecuador) compartimos cómo es un proceso terapéutico.

 

En terapia, Capítulo 2. Extraído de: 
http://parabuenosaires.com/en-terapia-temporada-2-capitulo-18-jose-miralo-online-en-hd/

 

  1. ¿Cómo puede ser aplicable esta teoría para la resolución de los conflictos cuando llegan los pacientes a su consulta?

Desde la Gestalt podríamos decir que se puede trabajar desde tres perspectivas o tres problemáticas. La problemática que tiene que ver con el tema de relaciones interpersonales, que se puede trabajar con una silla vacía a partir de encontrarme con el otro y ponerme en el lugar del otro y ver cómo se puede ir convirtiendo esa relación, qué situaciones se pueden ir descubriendo, para así poder ir transformándola. Trabajar, con temas orgánicos del cuerpo, dolores o enfermedades que pueda tener y trabajar también, lo que son las relaciones intrapersonales. Hoy por hoy a eso le llamaríamos nanopsicología, es decir lo mínimo dentro de la psicología. También lo que tiene que ver con los diálogos internos y no con las relaciones interpersonales, o con otros ámbitos. Allí se busca, a partir de algunas sillas vacías, desde una técnica llamada autoasistencia psicológica, ir trabajando esos aspectos internos. Hay otras técnicas también para trabajo interno como, por ejemplo, la pareja interior, etc.

  1. ¿Cuáles son las ventajas y desventajas de esta corriente?

Las ventajas son que la terapia trabaja de acuerdo a lo que la sociedad de hoy pide, o sea más breve, más rápida hasta cierto punto. Esto dependerá de lo que tenga el paciente y de lo que el necesite trabajar, sin dejar de ser profunda. Se profundiza cuando el paciente va requiriéndolo, ya que en una sesión no se resuelven todas las cosas (todos los temas), pero una de las cuestiones que se puede ir haciendo es trabajar como cuando se va desojando una cebolla (imagen que propone Fritz Perls), se le va sacando capas y se va entrando cada vez más al núcleo de la cebolla, si llego al núcleo o no eso va a depender del paciente y del terapeuta; pero es el paciente quien debe querer profundizar, dedicarle tiempo y cantidad de sesiones para poder enfrentar las distintas problemáticas en su vida.

En cuanto a desventajas, como en toda corriente, hay personas que se adaptan y a las que les resulta fácil trabajar con las técnicas, que tienen facilidad, sobre todo, con la introspección. Asimismo, hay personas a las que no les resulta y que les conviene o les es más útil otro tipo de técnicas u otro tipo de corrientes o escuelas psicológicas.

  1. ¿Cuál es su opinión acerca de esta teoría?

Es muy apropiada para trabajar algunas cosas, todas las formas de trabajo que se pueden generar y de ir resolviendo distintos conflictos que pueda tener cada paciente. A mí me agrada, me siento cómodo, creo que aporta, ayuda, permite trabajar en lo en lo que se va necesitando.

El terapeuta irá dándose cuenta si funciona o no y qué técnicas ir tomando dependiendo de la persona. Por lo general, los mismos pacientes indican y plantean si ha servido. Cuando hay algunos temas que no han funcionado, les planteo que hagan otro tipo de terapia (desde otro enfoque) y les aclaro que no es que lo que tienen no tenga cura, sino que la la forma en como yo trabajo es esta y más bien si no hay adaptación mutua, hay que plantear eso sin ningún recelo. No todos los psicólogos pueden atender a todos los pacientes y viceversa. Se debe plantear esto con claridad y con toda la perspectiva de lo que implica lo que se propone.

  1. ¿Cuál es la razón por la que decidió trabajar desde esta teoría?

Por la identificación que tengo con la filosofía que está detrás.

La rapidez con la que se puede trabajar, ya que hay algunas técnicas que tienen que ver con formas de trabajar la psicología de última generación, con mucha actualidad y practicidad para trabajar con los pacientes. Y el poder ver que un paciente después de 2 o 3 sesiones empieza a ver la vida diferente también genera gratitud, esto sucede, porque este tipo de terapia genera cambios profundo en poco tiempo. Pero, además, en determinados momentos y circunstancias se trata de que el paciente se vaya dando cuenta, vaya descubriendo las soluciones y vaya avanzando y haciendo su propio proceso.

Vale la pena aclarar que en 2 o 3 sesiones no se resuelven todos los problemas, pero ya al tener otra perspectiva de la vida y empezar a ver las cosas un poco diferente, va ayudando a crecer y en la terapia se va avanzando.

  1. La terapia es rápida pero el mismo paciente se va dando cuenta de las soluciones, ¿cómo, desde el punto de vista de terapeuta, puede ser esto rápido? ¿Siempre es rápida?

Depende de cada paciente. Los trabajos de autoasistencia tienen tres etapas y que se dan en la misma sesión de la autoasistencia muchas de estas etapas. La primera tiene que ver con darme cuenta cómo funciono por dentro. Por lo general se lo descubre, como en la película “Intensamente”, donde en el trailer se ven los personajes de la cabeza, estos personajes son los que trabajan en la autoasistencia. Estos cambian según cada paciente y su temática. Darse cuenta de cómo funcionan estos aspectos por dentro es el primer paso para la transformación, siendo esta última la meta a la que se quiere llegar. El segundo paso tiene que ver con descubrir qué es lo que necesita este aspecto, qué se quiere transformar en la vida y qué no se puede transformar, ya sea porque no lo escucho, no puede hablar con el, por ejemplo, el miedo, el enojo, la inseguridad. Se descubre cómo funcionan y qué es lo que ese aspecto necesita, se le da lo que necesita y según cómo se lo dé y cómo descubra la necesidad se irá dando la transformación. Si la terapia le otorga lo que necesita la transformación se nota inmediatamente, pero si esto no sucede se necesita más tiempo, ensayo y error hasta descubrirlo. Además, lo que se necesita puede cambiar con el tiempo, lo que se necesita ahora, mañana puede ser otra cosa. A veces la transformación no se da en la autoasistencia, esto depende del desacuerdo interior que se tenga, sea inmaduro, etc.

Se requiere de un desacuerdo fértil para que se logre lo que se necesita.

Referencias

Murtagh, M. (21 de Diciembre de 2017). Psicología humanista. (P. Aguirre, V. Hidalgo, E. Landazuri, & A. Núñez, Entrevistadores)

Imagen: En terapia, extrída de: http://parabuenosaires.com/en-terapia-temporada-2-capitulo-18-jose-miralo-online-en-hd/